Barómetro del CIS: El PSOE avanza en su recuperación y el PP cae pero volvería a ganar

4149533 (1)El ‘efecto Pedro Sánchez’ existe, al menos desde el punto de vista de la opinión pública. Si se celebraran ahora unas elecciones generales, poco más de un año después de las últimas, el PP volvería a ganarlas con el 28,8% de los votos, aunque lo haría cayendo a su nivel más bajo desde entonces, mientras que el PSOE, de nuevo con Pedro Sánchez al frente tras haber dimitido de su cargo antes de la investidura de Mariano Rajoy, crece de golpe cinco puntos, hasta el 24,9%, con lo que incluso mejoraría el resultado electoral del 26J (22,6%) y se quedaría a casi cuatro puntos de los ‘populares’.

Es la foto fija que ofrece el barómetro de opinión de julio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) (ver documento en pdf), en la que es su primera encuesta con estimación de voto y valoración de líderes desde la renovación del PSOE que supuso la restauración de Sánchez como secretario general.

Según la estimación del CIS, Unidos Podemos, junto con sus confluencias, también sube y obtendría el 20,3% de los votos, seis décimas más que en el último barómetro (19,7%) y ocho menos que en las elecciones de junio de 2016, mientras que Ciudadanos tendría el 14,5% de los votos, perdiendo cuatro décimas en los últimos tres meses, aunque mejorando el resultado electoral de hace un año (13,05%) y manteniendo una tendencia estable.

1501846368457al de 2016 y evolución de la intención de voto de los principales partidos, según el CIS

El PSOE de Sánchez recorta en tres meses 7,7 puntos al PP y aumenta su ventaja sobre Unidos Podemos

De esta manera, el PSOE se refuerza en su imagen como alternativa de Gobierno y partido líder de la oposición, ya que aventaja en 4,6 puntos sobre Podemos y sus confluencias, toda una inyección de autoestima como cierre de un curso más que convulso y antes de comenzar el próximo.

No solo es el único partido que sube respecto a las elecciones de hace un año. En especial sale peor parado el Partido Popular, que un año después de su victoria, cuando obtuvo el 33% de los votos, cae a su intención electoral más baja, con los Presupuestos de 2017 aprobados y una crisis política abierta en Cataluña con el desafío independentista.

Con la bajada de los ‘populares’ y la subida de los socialistas, el balance resultante es que el PSOE ha recortado en tres meses su distancia en votos con el PP de 11,6 puntos a 3,9. Pese al mensaje optimista que el presidente del Gobierno subrayó antes de marcharse de vacaciones sobre la mejoría macroeconómica y la estabilidad parlamentaria, y aunque el CIS indica que baja la percepción de la corrupción como problema, lo cierto es que el partido en el gobierno no ha dejado de bajar en intención de voto en los últimos meses, ya que ha perdido cinco puntos desde enero.

Ese optimismo entre los votantes socialistas se observa de manera significativa en el voto directo, sin la ponderación del CIS: el PSOE adelanta al PP y obtendría un 19,1% -casi seis puntos más que en abril- frente al Partido Popular, que pierde punto y medio, y se quedaría en el 17,1%.

Además, en el plano ideológico, la suma de los partidos de izquierda, PSOE y Unidos Podemos, sumaría el 45,2% de la intención de voto, frente al 43,3% que opondrían el PP y Ciudadanos, que firmaron un pacto de investidura.

Magro beneficio de la moción de censura para Unidos Podemos

Las entrevistas para este barómetro se realizaron entre el 1 y el 10 de julio, con lo que los entrevistados ya habían tenido noticia de las primarias del PSOE que Pedro Sánchez ganó a Susana Díaz y del 39º Congreso Federal socialista, celebrado del 16 a 18 de junio, en el que se eligió a su nueva Ejecutiva Federal, con predominio absoluto de los ‘pedristas’.

En los márgenes de esta encuesta, además, ha comparecido en el Congreso el extesorero del PP Luis Bárcenas, aunque no recoge los efectos de la declaración de Mariano Rajoy como testigo en el juicio del caso Gürtel sobre la corrupción en el Partido Popular, el 26 de julio.

También tiene lugar después de la fallida moción de censura de Unidos Podemos contra Rajoy en la que Pablo Iglesias se postuló como candidato alternativo. De hecho, el aumento neto de la intención de voto a la confluencia Unidos Podemos se debe, según el CIS, a la ‘pata’ que representa el partido de Iglesias.

Podemos junto a Izquierda Unida y las fuerzas que concurrieron conjuntamente a las elecciones obtienen el 12,8% en estimación de voto, recuperando algo del 11,9% del barómetro anterior pero sin llegar al 13,3% de las elecciones. En Comú Podem mantiene el 3,7% del anterior sondeo, la confluencia valenciana junto a Compromís baja del 2,9% al 2,6% y En Marea sigue en el 1,2%.

Sánchez vuelve a la escena política con una nota mayor que la de Rajoy

En este último barómetro, ERC sigue en el 2,9% de la estimación de voto; el PDECat cae tres décimas y obtiene un 1,7%; el PNV se mantiene en el 1% -una décima menos que en abril-; EH Bildu suma el 0,8% -cae tres décimas-, y Coalición Canaria el 0,4% -sube una décima-.

Sánchez también mejora su percepción como líder

El ‘efecto Sánchez’ en la subida electoral del PSOE también se manifiesta en la dimensión personal del liderazgo, en la que el secretario general socialista es el único líder que mejora respecto a su anterior valoración. Del uno al diez, los españoles puntúan a Sánchez con un 3,73, mejor que sus rivales de Ciudadanos, Podemos y PP, en este orden. La última vez que Sánchez apareció en una encuesta del CIS, en octubre del año pasado, obtuvo un 3,35.

Le seguirían Albert Rivera (3,58 frente al 3,68 de abril), Pablo Iglesias (2,95, cede cinco centésimas) y, a mayor distancia, Mariano Rajoy (2,79, se aleja del 2,91 con el que le calificaron los ciudadanos la última vez).

El líder más valorado sigue siendo Joan Baldoví, de Compromís, aunque no llega al cinco (4,18) y entre los líderes de partidos de ámbito nacional, una vez más obtiene la mejor nota Alberto Garzón (IU), con un 3,91.

Entre los miembros del Gobierno, ninguno alcanza tampoco el aprobado, aunque la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, continúa siendo la mejor valorada (3,69), y una vez más el que obtiene peor calificación es el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con 2,16 puntos, que recibió la reprobación del Congreso días antes de la encuesta, al igual que el titular de Justicia, Rafael Catalá, el segundo peor valorado (2,42).

La confianza es otra cuestión

Sin embargo, además de estas variables típicas de las encuestas, el barómetro del CIS ofrece otras valoraciones menos optimistas para el PSOE. La gestión de los socialistas es peor valorada por los españoles que la del Gobierno. Al Gobierno lo valoran en este sentido bien o muy bien el 11%, y mal o muy mal el 55,4%, mientras que solo el 6,8% creen que la gestión del PSOE es buena o muy buena y el 55,2% la juzgan mala o muy mala.

Además, los niveles de confianza que despiertan Rajoy y Sánchez son similares. En el caso del presidente del Gobierno, suman un 18,6% quienes dicen que les inspira mucha o bastante confianza; en el caso del líder de la oposición, ese nivel de confianza es igual, del 18,4%. En el polo opuesto, Rajoy inspira desconfianza en el 79,8% de los encuestados, y Sánchez en el 78,5%.

El barómetro se realizó a partir de 2.490 entrevistas a ciudadanos de 253 municipios en 48 provincias entre los días 1 y 10 de julio, con un margen de error del 2%.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.