El Ayuntamiento de Valencia ha manifestado su oposición a la celebración en la ciudad de un acto de tinte neofascista

IMAGEN_1_044481
image-370744
EL AYUNTAMIENTO PIDE A LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO QUE “TOME MEDIDAS” CONTRA LA CONCENTRACIÓN NEOFASCISTA ANUNCIADA EN LA CIUDAD.

El Ayuntamiento de Valencia ha manifestado su oposición a la celebración en la ciudad de un acto de tinte neofascista anunciado para la próxima semana. Tras la reunión de la Junta de Gobierno Local, el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi ha señalado que “nos preocupa mucho que se quiera asociar a Valencia con el neofascismo al celebrarse la reunión aquí, en nuestra ciudad”. Como italiano, Grezzi ha recordado que “hemos padecido el fascismo y hemos sufrido atentados neofascistas como el de la estación de Bolonia en agosto de 1980, en el que murieron 85 personas. Precisamente uno de los condenados fue el líder de Forza Nova, Roberto Fiore, que tiene previsto acudir a la concentración”.

Grezzi ha recalcado que el consistorio quiere “rechazar la celebración de esta cumbre en nuestra ciudad, en un momento en el que el auge del neofascismo y los movimientos neonazis en toda Europa es más que evidente y por ello queremos hacer un llamamiento a la Delegación del Gobierno para que tome las medidas oportunas para impedir un encuentro de estas características en nuestra ciudad, donde se hará apología del odio, del totalitarismo y de los movimientos fascistas, xenófobos y genocidas”.

La convocatoria neofascista, organizada por la Asociación Cultural In Memorial Juan Ignacio, está prevista para el próximo 21 de mayo. Además de Fiore, se ha anunciado la presencia de Edda Negri Mussolini, nieta del dictador Benito Mussolini.

En el acto también estarán presentes la periodista Emma Moriconi, y el escritor y editor de extrema derecha, Pedro Varela, dueño de Librería Europa y condenado por difusión de ideas genocidas y por atentar contra los derechos fundamentales y las libertades públicas.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.