Autoridades de Nepal temen que el terremoto haya provocado más de 5.000 muertos

Valencia Noticias | Agencias.- A lo largo de la mañana de hoy, un funcionario del ministerio de Interior elevó a 3.726 el número de víctimas provocadas por el terremoto que el sábado arrasó Nepal. El número de heridos, entre leves y graves, podría sobrepasar la cifra de 7.500.

En tan solo unas horas la cifra oficial aumentó en más de 500 víctimas lo que da una idea de la enorme dimensión de la catástrofe que asola a este país del Himalaya.

Los servicios de socorro y asistencia no son suficientes para las necesidades de la catástrofe.
image-188116

Los servicios de socorro y asistencia no son suficientes para las necesidades de la catástrofe.

Las autoridades advirtieron que el sismo ha sido el más grave y letal de los que se han producido en los últimos 80 años.

La dimensión de los destrozos hace temer al Gobierno que los muertos alcancen finalmente los 5.000, además de otros miles de heridos que aún esperan por atención médica en los colapsados sistemas de asistencia nepalíes.

En los países vecinos, entre ellos, la India y China, se registraron 90 fallecimientos más y varios heridos de gravedad.

Al mismo tiempo, Unicef ha advertido de que hay cerca de un millón de niños afectados que necesitan ayuda urgente.

El sismo contó con numerosas réplicas y provocó varios aludes en el monte Everest, donde 18 personas fallecieron en este inicio de temporada de alpinismo.

El balance podría aumentar en Nepal, donde las agencias humanitarias tienen todavía dificultades para evaluar el alcance de la devastación y las necesidades de la población.

Las autoridades intentan rescatar a los sobrevivientes de entre los escombros y atender a los miles de heridos. Muchos de ellos esperaban a ser tratados en las calles de Katmandú, debido a la insuficiencia de medios y saturación de los hospitales.

Un hombre intenta recuperar alguno de los cadáveres que se encuentran entre las ruinas.
image-188117

Un hombre intenta recuperar alguno de los cadáveres que se encuentran entre las ruinas.

“Tanto los centros médicos públicos como los privados están saturados y atendiendo a los pacientes en la calle”, alerta el embajador de Nepal en India.

Uno de los grandes problemas en Katmandú es la falta de agua potable. El suministro de agua corriente ha dejado de funcionar, y la embotellada ya escasea. Hay también temor a que puedan extenderse las enfermedades contagiosas.

Varios países se han movilizado para apoyar a las autoridades nepalíes enviando equipos de rescate y asistencia, así como alimentos, pero el esfuerzo humanitario avanza con grandes dificultades. La intensa lluvia se suma a las carreteras cortadas y a las deficiencias estructurales.


Leave a Reply

Your email address will not be published.