Aumenta el riesgo de pobreza que alcanza a un tercio de los menores españoles, según Eurostat

aumenta-el-riesgo-de-pobreza-que-alcanza-a-un-tercio-de-los-menores-espanoles-segun-eurostat
image-434980
Agencias España es uno de los cinco países de la Unión Europea con peores datos de riesgo de pobreza infantil, ya que un 34,4% de la población menor de 17 años está en esa situación de vulnerabilidad. Los únicos países que superan a España son Rumanía, Bulgaria, Grecia y Hungría. Además, el porcentaje de menores en situación de vulnerabilidad ha empeorado en España, aumentando en cerca de 100.000 desde 2010, cuando el 33,3% de los menores estaba en riesgo de pobreza (2,8 millones de niños).

Esta es una de las realidades que ha desvelado este miércoles la oficina estadística de la Unión Europea Eurostat, que ha publicado los datos relativos al riesgo de pobreza infantil en 2015 en el continente en el marco del Día Universal del Niño, que se conmemora el 20 de noviembre.

Mientras, en el conjunto de los Veintiocho, 25 millones de niños con edades comprendidas entre 0 y 17 años, el 26,9%, estaban en riesgo de pobreza o exclusión social en 2015.

Frente a las cifras españolas, la media comunitaria ha descendido ligeramente desde el 27,5% de 2010 al porcentaje registrado el año pasado, pese a las diferentes tendencias detectadas en los Estados miembros.

Solo Rumanía, Bulgaria, Grecia y Hungría superaron a España

En el conjunto de la UE, en 2015 solo tuvieron una tasa superior a la española Rumanía (46,8%), Bulgaria (43,7 %), Grecia (37,8 %) y Hungría (36,1%).

Por el contrario, los menores niveles se detectaron en Suecia (14 %), Finlandia (14,9 %), Dinamarca (15,7%), Eslovenia (16,6 %) y Holanda (17,2%), así como Alemania y la República Checa (18,5%).

Estas cifras incluyen a los niños europeos que padecen riesgo de pobreza en relación con el nivel de ingresos, privación material severa o que viven en hogares con intensidad de trabajo muy baja, las tres formas de exclusión analizadas.

Alrededor de la mitad de países en la UE experimentaron aumentos en las tasas de pobreza infantil entre 2010 y 2015, incluidas las principales alzas de Grecia (9,1 puntos porcentuales más el año pasado), Chipre (7,1 puntos) e Italia (4 puntos).

Los descensos más acusados tuvieron lugar en Letonia (10,9 puntos porcentuales menos durante los últimos cinco años), Bulgaria (6,1 puntos) y Polonia (4,2 puntos).

Los bajos niveles educativos de los padres incrementan el riesgo de pobreza

Según Eurostat, los bajos niveles educativos de los padres incrementan el riesgo de pobreza y exclusión social de los niños en todo el territorio comunitario.

Así, durante 2015, casi dos tercios (65,5%) de los menores de edad cuyos progenitores habían superado, como máximo, los niveles inferiores de la educación secundaria, estaban amenazados por la pobreza, frente al 30,3% de los niños con padres que habían completado los niveles superiores de educación secundaria.

Solo el 10,6% de menores comunitarios en riesgo de exclusión social tenía padres con estudios superiores.

Las mayores diferencias entre el porcentaje de niños pobres cuyas familias tenían estudios inferiores y superiores se registró en Eslovaquia (83,4 puntos porcentuales entre las familias que habían completado la educación básica y la terciaria), Bulgaria (79,4) y la República Checa (78,6), mientras que los menores márgenes se produjeron en Dinamarca (34,7), Estonia (35,7) y Portugal (38,4).

En España, el 64,8% de los menores en riesgo de exclusión social tenían padres con estudios básicos, frente al 14,7 % cuyos progenitores habían concluido la educación superior.


Leave a Reply

Your email address will not be published.