AUGC recuerda en el Día de la Mujer Trabajadora que la Guardia Civil sigue teniendo como asignatura pendiente la integración

mujeres-guardia-civilMañana 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Con tal motivo, un año más desde AUGC queremos recordar que las mujeres están aún muy lejos de lograr la integración en la Guardia Civil. Y es que a día de hoy, más de un cuarto de siglo después de la incorporación de mujeres a esta institución, su presencia en ella sigue siendo irrelevante, representando apenas un 7%, aun siendo el porcentaje de aspirantes a las pruebas de acceso superior al 20%.

Por desgracia, la Guardia Civil, como un exponente más de lo que ha sido el contexto de  la sociedad española y en muchos aspectos sigue siendo,  refleja  una condición puramente patriarcal y masculinizada que se puede resumir con datos de manera muy contundente. Así,  de un colectivo con 74.000 efectivos  tan sólo 5.041 son mujeres.  Por empleos, el más alto alcanzado es el de una mujer con empleo de Teniente Coronel, frente a los 232 que ejercen hombres del mismo empleo. Como dato de referencia, cabe indicar que ya en 2014 en la Policía Nacional el 16% de los inspectores eran mujeres.

Todos estos datos no reflejan sino el machismo que continúa imperante en la Guardia Civil. Una situación que además da lugar a la existencia de numerosos casos de acoso laboral y sexual en la institución contra sus trabajadoras, quienes mantienen un elevado índice de absentismo laboral (11,58%, frente al 6,41% de los hombres), provocado en gran medida por la falta de derechos o su no aplicación; falta de previsión en los turnos de trabajo y falta de evaluación de sus puestos de trabajo en relación a la prevención de riesgos laborales.

Por ello, desde AUGC llevamos años reclamando a la DGGC que planifique una política de Igualdad de Oportunidades y de Conciliación que recoja las necesidades reales y específicas en función de nuestro complejo contexto laboral,  donde participe personal técnico en materia de género e igualdad no dependiente de la propia DGGC, desde donde, sin la sensibilidad suficiente, a fecha de hoy no han sido capaces de lograrlo con éxito.

Las asociaciones, ignoradas

Un ejemplo de esto se observa en la queja presentada por escrito en la Dirección General de la Guardia Civil en el día de hoy por cinco vocales correspondientes a otras tantas asociaciones profesionales con representación en el Comité para la Igualdad de Mujeres y Hombres en la Guardia Civil, con la excepción de la asociación que tiene por denominación APROGC, la cual uniendo sus planteamientos a los de la Dirección General de la Guardia Civil, no apuesta por un pleno funcionamiento del Comité de Igualdad y se desvincula de esta justa reivindicación. En la reclamación se denuncia que las asociaciones vienen siendo ignoradas de manera reiterada por dicho Comité, lo que pone en evidencia que éste ha sido creado como simple maquillaje.

La reclamación se refiere al hecho de que las asociaciones no hayan sido invitadas a las IV Jornadas de Igualdad  que hoy 7 de marzo se celebran en la Dirección General, donde se dará a conocer la situación de igualdad en otros cuerpos de seguridad europeos, con el fin de potenciar la aplicación de medidas que la fomenten en la Guardia Civil.

En este sentido, cabe recordar la reciente resolución dictada por un juzgado militar por la que se ha reconocido la “discriminación” existente en la Guardia Civil en relación a sus trabajadoras, al no tener éstas acceso a chalecos antibalas específicamente diseñado para la anatomía femenina. Ello tras la acción emprendida por parte de la Dirección General contra una agente que optó por vestir su propio chaleco, al no adaptarse el oficial a su talla y no ofrecerle la protección adecuada.

Tras dicha resolución, la Guardia Civil ha comenzado a ofrecer la posibilidad de elegir chalecos confeccionados para mujeres. Sin embargo, ha decidido abrir expediente a la trabajadora que destapó esta grave carencia en la seguridad de las agentes.

Éste es el espíritu de igualdad de sexos que todavía impera en la Guardia Civil.

Con más de 30.000 afiliados, AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (apdhe).


Leave a Reply

Your email address will not be published.