AUGC reclama más medios y coordinación policial para investigar la corrupción por parte de una UCO que está desbordada

Registran un despacho del PP de Madrid en el marco de la trama Púnica por sospechas de financiación irregular
image-321590
AUGC quiere felicitar a los guardias civiles que están trabajando sin descanso en la investigación de las distintas tramas de corrupción que siguen destapándose en España. Así, nombres como Púnica, Taula o Acuamed están ligados a la excelente labor que los trabajadores de las unidades de investigación del Cuerpo llevan a cabo en jornadas extenuantes.

Al mismo tiempo, la Asociación Unificada de Guardias Civiles debe denunciar que los compañeros de la Unidad Central Operativa (UCO) se encuentran totalmente desbordados ante el volumen de trabajo al que se enfrentan y la falta de medios humanos. Los recortes de plantilla han afectado también a esta unidad, y esto se nota y mucho a la hora de afrontar las investigaciones.

Por eso desde AUGC pedimos más medios técnicos y de personal para remediar esta carencia. La sociedad española espera y exige de la Guardia Civil y el resto de policías una labor eficaz que ayude a erradicar la lacra de la corrupción, una de las principales preocupaciones de los españoles.

Difícilmente se puede afrontar esta demanda sin los medios y la coordinación adecuados.

En este sentido, AUGC quiere proponer una vez más la coordinación del trabajo entre distintos cuerpos policiales. La unificación de las unidades de investigación contra la corrupción de la Guardia Civil y la Policía Nacional supondría un avance fundamental a la hora de optimizar recursos, compartiendo bases de datos y trabajando al unísono en los mismos casos.

Con más de 30.000 afiliados, AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización y la desmilitarización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (apdhe).


Leave a Reply

Your email address will not be published.