Argentina es condenada a pagar 5.400 millones de dólares a nuevos acreedores

Valencia Noticias | Agencias.- El juez de Nueva York Thomas Griesa condenó en la jornada de ayer a Argentina a pagar 5.400 millones de dólares a varios acreedores, en concepto de “trato igualitario” (me too, en inglés). Esta cuantía se añade a las que Buenos Aires debe reembolsar a los fondos buitres estadounidenses. Una decisión que el Gobierno argentino ya denunció que va a apelar.

Los más de 500 demandantes poseen deuda argentina no sujeta a los canjes de 2005 y 2010, y por tanto en mora desde el cese de pagos de 2001.

Vista de la sede de un banco argentino en Buenos Aires.
image-197008

Vista de la sede de un banco argentino en Buenos Aires.

Estos fondos, conocidos como me too, no se unieron en su día a la demanda que lideran NML y Aurelius Capital, aunque luego decidieron sumarse para lograr las mismas condiciones que ellos.

El 29 de mayo, tras escuchar los argumentos de los fondos demandantes y del Gobierno argentino en una audiencia, el juez Griesa emplazó a las dos partes a alcanzar un acuerdo entre ellas y postergó su decisión para más adelante.

Protegidos por la cláusula pari passu

Los llamados por Buenos Aires fondos buitres cuentan con una sentencia en firme de 2012 por la que Argentina debe pagarles 1.300 millones de dólares más intereses por la deuda impagada.

En la audiencia de mayo, el abogado de NML Robert Cohen, que representa a los fondos me too, explicó que los bonos en suspensión de pagos de ese grupo también están protegidos por una cláusula impuesta por Griesa que equipara condiciones (pari passu) y deben ser admitidos, extremo que rechazó Argentina.

El abogado de Argentina, Carmine Boccuzzi, sin embargo, indicó que los me too no se sumaron a la querella en un primer momento “y ahora es demasiado tarde”.

Argentina apelará el fallo

En un comunicado, el Ministerio de Economía argentino ha informado este viernes que “presentará una apelación ante el Segundo Circuito” de Cortes de Apelaciones de Estados Unidos.

“Estos demandantes son los mismos fondos buitre que ya obtuvieron una orden similar en el pasado pero que ahora se disfrazan en nuevas causas como me too con el objetivo de generar más presión”, ha alegado la cartera encabezada por Axel Kicillof.

Después del millonario cese de pagos de 2001, Argentina logró en 2005 y 2010 que el 93% de los tenedores de bonos se acogieran a sus reestructuraciones de deuda.

Del 7% restante, solo un 1% acudió inicialmente a los tribunales en Nueva York para pedir el 100% de la deuda contraída antes del default.


Leave a Reply

Your email address will not be published.