Alonso subraya el buen estado de salud de los españoles y el alto grado de satisfacción de los pacientes con el Sistema Nacional de Salud

centro salud llomallarga
image-351342
El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Alfonso Alonso, ha subrayado hoy el estado de salud de los españoles, que fue calificado como “extremadamente bueno” por la Organización Mundial de la Salud, entidad que promueve desde 1950 la conmemoración del Día Mundial de la Salud cada 7 de abril. Ha sido en unas declaraciones durante su visita a la Asociación Nuevo Horizonte, una asociación de familias de personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA).

 Una de las cosas que destacaba el informe de la OMS es nuestra esperanza de vida: ha pasado de ser 77 años de edad en 1990 a 83 años en la actualidad, la cifra más alta de Europa y casi del mundo (solo superado por Japón). Estos datos tienen que ver con diversos factores, entre ellos la dieta mediterránea y el estilo de vida.

El ministro ha defendido que estas cifras guardan relación también con la fortaleza del Sistema Nacional de Salud. Según el último barómetro sanitario, el de 2014, las personas que acudieron a los centros de atención primaria del Sistema Nacional de Salud manifiestan, en un 88% los casos, una valoración muy positiva de la atención recibida. En cuanto a las consultas de especialistas, el 83,3% de los pacientes manifiestó que la atención prestada fue buena o muy buena.

HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES

Al mismo tiempo, el ministro ha querido hacer hincapié en la necesidad de enfrentar los grandes retos para la salud que compartimos con los países de nuestro entorno, como son el sedentarismo y los malos hábitos de alimentación, y, como consecuencia, el sobrepeso y la obesidad.

En este sentido, los resultados de la última Encuesta Europea de Salud en España muestran la tendencia ligeramente descendente de estos problemas. En 2014 el 52,7% de los españoles estaba por encima del peso considerado como normal, frente al 53,7% de adultos que sufría sobrepeso u obesidad en 2009. En cuanto al sedentarismo,          si en 2011, el 44,3% de la población adulta se declaraba sedentaria, mientras que en 2014 lo hacía el 36,68%.

Estas tendencias suponen un logro en la prevención de la salud y de las enfermedades crónicas, incluidas en las estrategias de salud del Gobierno, pero, según ha destacado Alonso, aún queda mucho trabajo por hacer y el ministerio lo aborda tanto desde la perspectiva sanitaria como la social.

ESTRATEGIA EN DIABETES DEL SISTEMA NACIONAL DE SALUD

Precisamente este año el Día Mundial de la Salud se dedica a la diabetes, cuyo abordaje es prioritario para el Gobierno. Su incidencia va en aumento, pues la prevalencia entre la población adulta ha pasado del 4,1% en 1993 al 6,8% de los españoles en 2014. Con hábitos de vida saludables se puede prevenir hasta el 70% de la diabetes tipo 2, que representa en torno al 90% de los casos mundiales de diabetes.

Es por ello que la Estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud, un marco de referencia en el conjunto del sistema sanitario, tiene como uno de los ejes centrales promocionar la salud y estilos de vida saludables. Esto sirve para combatir, no sólo la diabetes, sino otras enfermedades crónicas que tienen factores de riesgos similares y que se abordan de forma conjunta e integradora.

En cuanto a las actividades más importantes específicas de la Estrategia en Diabetes, destacan la implantación de retinógrafos en primaria para el cribado, el fomento de la educación diabetológica, la atención especial a la diabetes gestacional, y sobre todo, la identificación de las Buenas Prácticas en Diabetes en el Sistema Nacional de Salud.

En este marco, el Ministerio está poniendo en marcha un nuevo software gestor de enfermedades crónicas que facilitará a los profesionales sanitarios el tratamiento de los diabéticos. Este programa, que ahora está en proceso de validación por parte de los expertos, permite la mejora de la coordinación de los niveles asistenciales a los profesionales. Así, facilitará el tratamiento, el seguimiento de la enfermedad y la aplicación de protocolos asistenciales que mejoren el control de la diabetes.

A nivel internacional, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad contribuye con el Instituto de Salud Carlos III en la coordinación de la Acción Conjunta de la Unión Europea para el abordaje de las Enfermedades Crónicas, entre cuyos paquetes de trabajo hay uno específico sobre diabetes, que trata de la detección a nivel europeo de buenas prácticas, y al que se ha contribuido con las experiencias detectadas en nuestro país.


Leave a Reply

Your email address will not be published.