Alfonso Rus detenido en una operación anticorrupción

Alfonso Rus en una imagen de archivo.
image-308580
El expresidente de la Diputación y de PP en la provincia de Valencia, Alfonso Rus, se encuentra entre los detenidos en una operación de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción relacionada con la empresa pública Imelsa.

La Guardia Civil mantienen abierta desde anoche una operación relacionada supuestamente con una investigación en torno a la empresa pública Imelsa, dependiente de la Diputación de Valencia, según fuentes próximas a la investigación.

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han entrado poco después de la nueve de la mañana de hoy en el domicilio particular del que fuera presidente de la diputación de Valencia, y presidente provincial del PP, Alfonso Rus en la localidad valenciana de Xàtiva.

La operación está dirigida por la Fiscalía anticorrupción y se enmarca en la investigación de la conocida como tramas Imelsa sobre contratos irregulares y cobro de comisiones de la Diputación de Valencia y que puede afectar también a diversos ayuntamientos de la provincia.

De hecho se espera que los registros se extiendan a diversas sedes de administraciones locales.

El «caso Imelsa» se inició a raíz de una denuncia de una diputada provincial de EU, que entregó a la fiscalía anticorrupción un «pen» con multitud de horas de grabaciones de diversos dirigentes de la diputación de Valencia en las que exigían el cobro de comisiones para la adjudicación de contratos.

La colaboración del exgerente de Imelsa y comisionista Marcos Benavent, que ha aportado documentación e información a cambio de una reducción de condena, ha sido clave para llevar a cabo la operación.

En pleno escándalo, Benavent fue citado en mayo de 2015 por el juzgado para declarar como imputado por las presuntas irregularidades en la entidad que dirigía, y a su salida, en declaraciones a los medios de comunicación, reconoció que se llevó “de todo” de la Diputación -aunque pensaba devolverlo, según dijo- y advirtió de que iba a colaborar con la justicia y de que iba a hacer daño “a mucha gente” contando la verdad. “Va a salir mierda a punta pala”, expresó.

En esta misma comparecencia pública justificó que se había llevado dinero de la corporación provincial porque era un “yonqui del dinero”, describió su relación con Rus de “confianza profesional” y agregó que no compartía “muchas cosas” ni con él ni con el PP o con la forma de gobernar “a todos los niveles”.

Tras estas declaraciones a los medios, Benavent ha tenido que acudir en algunas ocasiones a Fiscalía Anticorrupción para colaborar con la investigación, en una causa que se ha dividido en diferentes piezas y en la que se han estudiado contratos con diferentes empresas relacionados, entre otros, con planes de inversión de campos y césped artificial, de piscinas cubiertas y campos de pádel.

A raíz de la distinta documentación y discos duros que Benavent ha ido entregando ante el fiscal encargado del caso, agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) se han ido personando en las instalaciones de Imelsa para comprobar que las copias informáticas se correspondían realmente a los discos duros originales. Estos mismos agentes se personaron en el consistorio valenciano para requisar varias cajas de documentación correspondientes a la etapa de Alcón como concejala de Cultura.

Paralelamente a este procedimiento, un juzgado diferente, el número 6 de Valencia, mantiene abierta una causa contra Marcos Benavent tras la denuncia que le interpuso la Diputación de Valencia, cuando estaba presidida por Rus, por presuntos gastos injustificados y otras irregularidades


Leave a Reply

Your email address will not be published.