ACNUR preocupado por la violencia en la frontera griega, exige una mayor seguridad

Zoran Markovic, 45 years old, police commander, in charge of a team responsible for teh transfer of refugees and migrants onto buses for transport to Opatovic Transit Center soon after they have crossed the chaotic border from Serbia at Bapska. He was himself previously a refugee during the war in the Balkans which heavily effected this region. ' class=
image-276297

Zoran Markovic, 45 years old, police commander, in charge of a team responsible for teh transfer of refugees and migrants onto buses for transport to Opatovic Transit Center soon after they have crossed the chaotic border from Serbia at Bapska. He was himself previously a refugee during the war in the Balkans which heavily effected this region.
‘ If something like that happens to you, you can never forget it …. I feel that I am here to help these people who flee today. They all have the same problem, no matter if they come from Syria, Iraq or Afghanistan. They flee the war. Most of them don’t know where they will end up’

ACNUR está profundamente preocupado por la tensión y la violencia en la frontera entre Grecia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia y pide a las autoridades de ambos países que gestionen la frontera de acuerdo con los derechos humanos y los principios de protección de los refugiados.

Como resultado de las restricciones a la admisión de refugiados e inmigrantes que no procedan de Siria, Afganistán e Irak, impuestas por las autoridades a lo largo del trayecto de los Balcanes Occidentales, las tensiones han ido en aumento en los últimos días en Idomeni, la parte griega de la frontera. Estas tensiones han llevado en varias ocasiones al uso de violencia y al cierre temporal de la frontera.

En la actual situación, el ACNUR lamenta hoy la muerte de un hombre marroquí en la frontera, en circunstancias aún poco claras. Este trágico incidente reafirma la necesidad de que las autoridades tomen las medidas oportunas.

Hacemos un llamamiento a las autoridades griegas para que vuelvan a poner la seguridad como una cuestión de prioridad con el fin de garantizar la protección de los necesitados y la seguridad de los voluntarios y trabajadores humanitarios.

Los refugiados e inmigrantes a los que se les haya negado el acceso a la ex República Yugoslava de Macedonia tienen a su disposición transporte para volver a Atenas, donde disponen de instalaciones de recepción y asistencia y donde el personal del ACNUR está presente para ofrecer asesoramiento individual y asesoramiento jurídico individualizado en cada caso.

ACNUR reitera su preocupación por las consecuencias de las restricciones fronterizas puestas en marcha actualmente por varios países de los Balcanes. ACNUR recomienda inscribir a las personas en función de sus necesidades de protección y no en base a su nacionalidad.

ACNUR y otras organizaciones han pedido a los Estados afectados que reestablezcan los mecanismos de coordinación y respuesta acordados en la Cumbre de los Balcanes Occidentales que tuvo lugar el 8 de octubre y en la Reunión de Dirigentes del 25 de octubre de 2015.


Leave a Reply

Your email address will not be published.