ACNUR esboza propuestas para gestionar la crisis de los refugiados e inmigrantes en Europa

© UNHCR/I.Pavicevic.- Refugiados e inmigrantes descansan en un centro de tránsito croata, cerca de la frontera serbia

© UNHCR/I.Pavicevic.- Refugiados e inmigrantes descansan en un centro de tránsito croata, cerca de la frontera serbia

(ACNUR/UNHCR).- Ante las reuniones de los líderes de la UE que tendrán lugar hoy y mañana en Bruselas, ACNUR les insta a unirse para dar su apoyo a las propuestas de emergencia para gestionar la crisis de los refugiados e inmigrantes, una crisis cada vez más caótica e impredecible. Esta puede ser la última oportunidad para encontrar una respuesta europea coherente para gestionar una crisis que está incrementando el sufrimiento y la explotación de los refugiados e inmigrantes, así como la tensión entre países.Para que el programa de reubicación sea creíble, es imprescindible que esta semana se aprueben las120.000 plazas adicionales. Asimismo, ACNUR señala que el programa de reubicación no se puede poner en práctica de manera efectiva si no se crean instalaciones de recepción adecuadas en los países europeos por los que entran los refugiados e inmigrantes. Con un promedio de 6.000 llegadas diarias a las costas europeas, se requiere una gran inversión en instalaciones de recepción, porque es probable que, en un momento dado, varias decenas de miles de personas podrían necesitar un techo bajo el que dormir y asistencia en las zonas de recepción.

A estas alturas de la crisis, un programa de reubicación, por sí mismo, no es suficiente para estabilizar la situación. ACNUR ha propuesto una serie de medidas globales para alcanzar el objetivo de ayudar a Europa a resolver de manera colectiva una situación que sí se puede gestionar:

1. Un firme apoyo europeo para la creación inmediata de instalaciones en Grecia –y la ampliación de las ya existentes en Italia– con una sólida capacidad para recibir, dar asistencia, registrar e identificar a las personas que lleguen por mar. Sin esta capacidad de recepción, el programa de reubicación no puede funcionar de forma efectiva y se seguirán registrando movimientos secundarios hacia otros países. Puede que sean necesarias instalaciones similares en Serbia o en otros Estados miembros de la UE por los que estén transitando los refugiados.

2. El inicio inmediato del proceso de reubicación de 40.000 personas desde Grecia e Italia. Este proceso debería ampliarse con los ofrecimientos de cuotas que han realizado diferentes países de la UE de forma voluntaria ante las nuevas propuestas de la Comisión Europea. ACNUR cree que es probable que en el futuro haya que revisar a la alza estas cifras.

3. Reforzar los mecanismos para el retorno en condiciones dignas de aquellas personas que no necesiten protección internacional y que no puedan beneficiarse de otras vías legales para regularizar su estancia, con el apoyo de Frontex y la OIM.

4. Al mismo tiempo, es preciso adoptar con urgencia medidas para estabilizar la situación en las zonas colindantes con Europa, incluyendo la provisión de más fondos de ayuda humanitaria y apoyo estructural a países que acogen a grandes poblaciones de refugiados. ACNUR insta igualmente a un aumento rápido y sustancial de las oportunidades legales para que los refugiados puedan entrar en la UE, como los programas de reasentamiento y de admisión humanitaria, la reunificación familiar, concesión de visados humanitarios y para estudiantes, entre otros.

La situación de emergencia que afronta actualmente Europa, que este año ha visto la llegada por mar de 477.906 personas, es principalmente una crisis de refugiados. La gran mayoría de quienes llegan a Grecia y siguen desplazándose a través de otros estados europeos proceden de zonas de conflicto como Siria, Afganistán e Irak. Esta emergencia solo puede abordarse con un enfoque global e integrador, fruto del trabajo conjunto de todos los Estados miembros de la UE.

ACNUR reitera su profunda convicción de que sólo una respuesta de emergencia unificada por parte de Europa permitirá hacer frente a la actual crisis de refugiados e inmigrantes. Europa ya no puede permitirse continuar con este enfoque fragmentado que mina los esfuerzos para reconstruir la responsabilidad, solidaridad y confianza entre los Estados y que está generando caos y desesperación entre miles de mujeres, hombres y niños refugiados. Tras los múltiples gestos por parte de gobiernos y ciudadanos de toda Europa mostrando su apoyo a la acogida de refugiados, ahora estas expresiones deben transformarse en una respuesta europea contundente y unida.

ACNUR ha reforzado sus operaciones en Grecia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Serbia y Croacia para ayudar a los gobiernos a cubrir las necesidades básicas de las personas que llegan y transitan a través de estos países. La Agencia de la ONU para los Refugiados ha ofrecido su experiencia y asistencia para el establecimiento y gestión de instalaciones de recepción y registro, así como para el programa de reubicación.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.