Acabar con las vallas abandonadas de obras públicas, objetivo de una moción de Compromís

 Los ciudadanos prefieren más servicios y menos recortes y cambiar la propaganda institucional por la efectividad y la calidad en el paisaje

 Compromís ha presentado una moción en la que reclama una regulación al Gobierno respecto las vallas institucionales en las que se informa de la autoría de una obra, el precio de adjudicación o las empresas adjudicatarias, entre otros aspectos. Nuestro territorio está plagado de vallas publicitarias que anuncian o anunciaban actuaciones y obras de las distintas administraciones, de Ministerios o empresas públicas, como por ejemplo la construcción o reforma de un centro educativo, la construcción y actuaciones en un centro de salud, la construcción o adecuación de un vial, o incluso las actuaciones incluidas en el ‘Plan E’. Estas vallas podrían tener en el momento de su colocación una justificación para informar a los ciudadanos de las futuras actuaciones a realizar. Algunas de esas actuaciones nunca se han llegado a materializar y no se tiene ninguna fecha ni compromiso para hacerlas.

Otras, se hicieron hace muchos años, pero los paneles siguen en el mismo lugar, algunos incluso desde hace más de una década de la finalización de la actuación que se anunciaba. Muchas de estas vallas tenían, además, unos costes muy importantes que quedan ahora en las calles como fósiles, simples residuos.

Estos paneles sufren el desgaste por el paso del tiempo y la intemperie. Se decoloran, oxidan y ensucian el paisaje. Los ciudadanos prefieren más servicios y menos recortes y cambiar la propaganda institucional por la efectividad y la calidad en el paisaje. Por todo ello, sería importante inventariar los paneles y vallas informativas anunciadores de obras y actuaciones de la administración central, que todavía estén instalados a pesar de estar desfasada su información“, ha señalado el senador Carles Mulet. Sería igualmente interesante que se elaboraran propuestas de aprovechamiento por parte de las administraciones implicadas de aquellos paneles ubicados en lugares aptos para incluir información de interés público o su cesión a las administraciones locales para usos similares.

También supondría un provecho que se subastaran todas las vallas inventariadas que anuncian obras pasadas o las que anuncian actuaciones que no tengan posibilidades de llevarse a cabo y que no puedan reutilizarse para incluir información de interés general, para poder ser recicladas como paneles publicitarios de negocios locales, o para venderlas como chatarra y sacar así un rendimiento económico antes de que se estropeen por completo y puedan hacer daño a alguien.

Estamos hablando de una costumbre que no tiene ninguna utilidad en muchos casos, siendo  pura propaganda institucional con una visión muy patrimonialista de las obras públicas, como si los ciudadanos tuviéramos que rendir después homenaje al ministro o alto cargo que está al frente de ese departamento. Y tales vallas tienen un coste económico y ambiental grande, que, lo pague quien lo pague en primera instancia, acaba saliendo siempre del dinero público.

Por lo tanto, se debería regular la colocación de estas vallas, su tamaño, la información básica que debe contener o su período de vida en las calles, etc.

Por todo ello se propone la siguiente moción:

PRIMERO: El Senado insta al Gobierno  a inventariar los paneles y vallas informativas anunciadoras de obras y actuaciones de la administración general del Estado , que todavía estén instalados a pesar de estar desfasada su información.

SEGUNDO: El Senado  insta al Gobierno  a elaborar una propuesta de aprovechamiento por parte de la administración de aquellos paneles ubicados en lugares aptos, para incluir información de interés público o su cesión a las administraciones locales por parecidos usos.

 TERCERO: El Senado insta al Gobierno  a presentar a subasta todas las vallas inventariadas que anuncian obras pasadas o las que anuncian actuaciones que no tengan posibilidades de llevarse a cabo, y que no puedan reutilizarse para incluir información de interés general, para poder reciclar su uso como paneles publicitarios de negocios locales, o para venderlos como chatarra y sacar así un rendimiento económico antes de que se echen a perder del todo.

 CUARTO:   El Senado insta al Gobierno  a elaborar una regulación, racionalización de su uso y en la medida de lo posible erradicación de estas instalaciones que, en la inmensa mayoría de los casos, no aportan información imprescindible.


Leave a Reply

Your email address will not be published.