Abanto, detenido por intentar atropellar a dos ertzainas

Uno de los agentes realizó dos disparos al aire para evitarlo

Agentes adscritos a la Ertzain-etxea de Muskiz detenían, en la noche del pasado viernes en Abanto, a un varón de 19 años de edad acusado de un delito de atentado contra agentes de la autoridad. Presuntamente, el sospechoso intentaba atropellar con su coche a los ertzainas que pretendían identificarle y, tras su huida, era localizado y detenido horas más tarde en el barrio Los Llanos.
Sobre las cuatro de la tarde del pasado viernes, la Ertzaintza recibía el aviso de un particular, quien quería dar cuenta de la presencia de un vehículo sospechoso en el barrio de Las Carreras, en Abanto, pues el coche, un Seat Ibiza, no era conocido de la zona y presentaba diversos golpes e impactos en su carrocería y en el parabrisas.

Una patrulla de la Ertzaintza recorría la zona y localizaba el coche en el Grupo El Minero, de la misma localidad, estacionado y vacío. Poco después, los ertzainas veían cómo un individuo se acercaba al vehículo y se introducía en él, con intención de conducirlo. Así, los agentes cruzaban su vehículo en un punto que impedía la posible huida del turismo sospechoso y acto seguido se encaminaban hacia el Seat Ibiza.

Ante esta situación, el sospechoso lo que hacía era arrancar el coche y embestir con él al primero de los ertzainas, que sólo conseguía evitar el atropello lanzándose al hueco entre dos turismos estacionados. Acto seguido, el Ibiza seguía ruta intentando embestir al segundo de los ertzainas, que caminaba varios metros por detrás de su compañero. El agente entonces extraía su arma reglamentaria y realizaba dos disparos al aire, al tiempo que exigía al sospechoso que detuviera el coche. Al oir los disparos, el individuo frenaba el coche en seco, quedándose a escasos centímetros del agente.

Los ertzainas abordaban al individuo y lo sacaban del coche, intentando reducirle, ya que ofrecía mucha resistencia. Una vez fuera del vehículo, el forcejeo continuaba, de manera que el sospechoso conseguía zafarse y huía a la carrera. Esto daba lugar a una persecución, que finalizaba en el barrio Los Llanos, cuando los agentes lo perdían de vista, tal vez porque se introdujera en alguno de sus portales.

Pasadas las nueve y media de la noche, un particular informaba a la Ertzaintza que oían ruido de tejas rotas, como si alguien anduviera por el tejado, sobre uno de los edificios del barrio de Los Llanos. Personadas varias patrullas en la zona, ante la posibilidad de que se tratara del individuo buscado, varios agentes subían al tejado y recorrían los de varios edificios hasta llegar a un punto en el que desde el tejado era fácil acceder al balcón de una vivienda. En este balcón, los agentes encontraban al sospechoso escondido bajo una pila de ropa.

Una vez en la calle, los ertzainas identificaban al individuo como un varón de 19 años de edad para, acto seguido, detenerlo bajo la acusación de un delito de atentado contra agentes de la autoridad.


Leave a Reply

Your email address will not be published.