63 personas fueron detenidas en España relacionadas con el terrorismo yihadista en 2015

Sólo durante la semana pasada hubo 5 detenciones más: dos hombres acusados de proselitismo en Cornellá, Barcelona y otros dos en Madrid que tenían pensando atentar en nuestro país en cualquier momento. Algunas de estas redes tienen como finalidad la captación de mujeres. Es el caso de la desarticulada el pasado 4 de octubre, operaba en España y Marruecos. En ocasiones, el objetivo son las niñas.

descarga (6)
image-261998

Las fuerzas de seguridad han detenido en España desde los atentados de Madrid del 11M de 2004 a 629 presuntos yihadistas, algunos de ellos dispuestos a cometer acciones similares a los atentados de Francia, como los arrestados recientemente en el poblado marginal madrileño de la Cañada Real.

Su disposición a perpetrar acciones terroristas se hacía patente en las conversaciones intervenidas a los detenidos, donde partían de la creencia de que había llegado ya “el Día del Juicio Final” y, con él, la hora de volver “a las espadas”.

El de París de anoche ha sido el segundo ataque terrorista yihadista más grave sufrido en Europa, con al menos 127 muertos. El primero lo padeció Madrid en 2004, con 192 muertos y más de 1.600 heridos.

Acostumbrada al terrorismo doméstico de ETA y el Grapo, con las fuerzas de seguridad especializadas en el combate de estas organizaciones, España se enfrenta desde entonces a esta nueva amenaza con una Policía y Guardia Civil volcada en su lucha.

Sólo en la Legislatura que acaba de terminar, los sucesivos golpes policiales asestados a las células yihadistas han permitido la detención de 165 personas relacionadas con este tipo de terrorismo, según datos del Ministerio del Interior.

Muchas de estas detenciones han abortado la intención de los arrestados de unirse al Estado Islámico o Daesh.

Los investigadores cifran en unos 130 los combatientes residentes en España que se han desplazado a zonas de conflicto como Siria o Irak para unirse a la yihad, una cifra muy alejada de las de países como Rusia, Francia, Alemania, Reino Unido, Georgia o Bélgica.

En unos 3.000 cifran los expertos el número de europeos desplazados y entre 25.000 y 30.000 los combatientes extranjeros de distintos países del mundo.

Entre las últimas operaciones contra el yihadismo en España figura la llevada a cabo el pasado día 3 por la Policía Nacional en el poblado de La Cañada Real, conocido como el “supermercado de la droga”, y el barrio madrileño de Vallecas, donde se detuvo a tres hombres que mantenían contactos por internet con desplazados a Siria.

Según fuentes de la investigación, en esos contactos les habían ofrecido ejecutar acciones terroristas en Madrid como “lobos solitarios”.

Un día después, la Guardia Civil arrestó a dos personas en Cornellá de Llobregat (Barcelona) vinculadas al aparato de reclutamiento y adoctrinamiento de la organización terrorista Daesh a través de las redes sociales.

Precisamente, lo que más preocupa a los investigadores es la radicalización a través de internet, que ya alcanza al 80 por ciento de los miembros de las células yihadistas.

Y también la dificultad de luchar contra un terrorismo menos estructurado que el de ETA, por ejemplo, que además es muy imprevisible y que se nutre de “lobos o actores solitarios” a los que no les importa morir en su acción.


Leave a Reply

Your email address will not be published.