Udef Central cifra en 163.736,92 euros las prestaciones gratuitas en actividades de caza de Serafín Castellano

alberto fabra audiencia serafin castellano 100
image-319646
La Policía cifra en más de 163.736€ las dádivas en actividades de caza que la trama del fuego habría dado a Castellano

Agencias| Serafín Castellano fue arrestado por prevaricación, malversación y cohecho en relación con distintas adjudicaciones realizadas durante su etapa de consejero de la Generalitat

A Castellano se le atribuyen los presuntos delitos de prevaricación, malversación y cohecho relacionados con una serie de adjudicaciones realizadas durante su etapa de consejero de la Generalitat.

La investigación se refiere, en concreto, a las adjudicaciones realizadas durante la época de Castellano como consejero a Avialsa, una empresa con la que contrató los medios aéreos para la extinción de incendios. La policía también requisó documentación relacionada con las adjudicaciones a la empresa Taroncher, a la que Castellano adjudicó distintas obras, especialmente en su etapa como consejero de Sanidad, y con la construcción de una pista forestal en el municipio de Viver (Castellón).

Ahora un informe de la Brigada de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Udef Central cifra en una cantidad estimada de 163.736,92 euros las prestaciones gratuitas en actividades de caza que habría recibido el exdelegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana y exconseller de Gobernación, Serafín Castellano, de las sociedades pertenecientes al grupo Avialsa, cuyo propietario es Vicente Huerta, y que funcionaban como caja única.

El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, está incorporado en la causa que investiga el juzgado de Instrucción número dos de Sagunto (Valencia) sobre la denominada ‘trama del fuego’, y en la que hay investigadas –término que sustituye al antiguo de imputadas– al menos 30 personas, en relación con un presunto amaño de contratos públicos relacionados con empresas del sector aéreo dedicadas a la extinción de incendios forestales.

El informe de la Policía, con fecha de julio del pasado año y tras hacer reconstrucciones contables y comprobaciones de fechas a través de fotografías en archivos de la trama, se centra en las actividades cinegéticas en las que habrían participado Huerta y Castellano, entre otros, sufragadas por el primero de ellos, según las manifestaciones realizadas en su día por el exgerente de Avialsa, Francisco Alandí, bajo la premisa de “influir con ello en las decisiones” que pudiera adoptar el exconseller para favorecer a su grupo.

Así, señala que hay existencia de indicios objetivos sobre la materialización de estos regalos y disponen de documentación que probaba el hospedaje de Castellano, su mujer y personas de su entorno en establecimientos hoteleros los días 4 y 5 de diciembre de 2009 y 5 de diciembre de 2010, con costes repercutidos en Avialsa.

En 2007 la Policía considera que se puede establecer la participación del exconseller en cacerías organizadas por Aprovechamientos Cinegéticos –que facturó a Avialsa en ese mismo año más de 64.000 euros– porque el dueño de esa compañía, Andrés Emiliano Castedo, le trasladaba a Huerta que esperaba que todas las monterías hubieran sido de su “entera satisfacción” y existe un archivo con 19 imágenes donde “indudablemente” se reconoce a Huerta y Castellano y a Emilio Máñez, ex teniente de alcalde de Quartell y también investigado en la causa. En otra de las imágenes aparece el empresario José Miguel Pérez Taroncher, también contratista del exconseller.

ONCE HABITACIONES EN UN PARADOR

Por este motivo, la Policía ubica a estos dos últimos y a otras dos personas del entorno como asistentes a una cacería en noviembre de 2007, para lo que se hospedaron la noche anterior en el parador de Albacete, donde cenaron y ocuparon once habitaciones –1.826 euros– que pagó Huerta, un gasto que se computó en Avialsa y que internamente se computó como gasto del personal.

La Policía infiere que el coste total de esa cacería en la que participó el exconseller y sus “afines” fue de 43.643 euros a cuenta de Avialsa. La empresa las llegó a pagar antes de recibir las dos facturas emitidas y que se conceptuaron con ‘Gasto de Profesional Independiente’ y ‘Proyecto I+D Reforestación Aérea’.

Este proceso de alterar los conceptos para “cuadrar” la contabilidad se ve con ocasión de otra cacería, donde desde Avialsa le pidieron a Castedo que cambiara el nombre de la sociedad facturada, que debía ser Avitractor y como ‘Estudio Topográfico en su obra: Polígono Industrial Alfara de Algimia’. En este caso, se transfirieron 31.372 euros.

Según la Policía, en el resto de 2007 y 2008 hay constancia documental de la existencia de muchas otras cacerías en las que habría estado Castellano, aunque no es posible acreditar “fehacientemente” su presencia. Sin embargo, añade que en 2009 lo sucedido sí les habilita para derivar la existencia de nuevas responsabilidades penales al exconseller ya que, según la Agencia Tributaria, ese año se le imputaba por Aprovechamientos Cinegéticos un gasto de 9.280 euros, un dinero que consideran que no pagó él sino que se hizo cargo del mismo el propio Huerta.

“SIMPLES FOTOCOPIAS”

Para la Policía, ese importe corresponde a la participación del exdelegado del Gobierno en las cacerías de torcaz y tórtola en los cortijos De Trifilla y La Villa de 15 y 16 de agosto de 2009 por importe justo de esa cantidad. En el informe se constata que en el registro de la casa de Castellano se encontraron todas las facturas enumeradas pero con la “apariencia de haber sido enviadas por fax o ser simples fotocopias” y con irregularidades, en lo que considera que es un “intento” de Castellano de hacer una reconstrucción documental del pago ante la repercusión pública de las informaciones sobre sus cacerías.

A la Policía le constan otros momentos: en diciembre de 2009 un alojamiento en un hotel de Albacete con afines en una reserva hecha por Aprovechamientos Cinegéticos y cenas en un restaurante –por pagos de 1.712 euros y con importe de las monterías de 47.435–, que fueron asumidos por Huerta por mediación de sus sociedades. También se repercutió a Avialsa por la empresa de caza una estancia en el Hotel Villagadea de Altea (Alicante), en cuatro suites y por importe de 1.450 euros, y donde se hizo cargo de gastos de Taroncher. Se sumó también a pagar por el grupo una comida por 350 euros y el catering de la cacería por 2.100.

Otra jornada de caza, en abril de 2010, habría sido facturada por 13.409 euros dirigida a Tramimerca y presupone también como dádivas reconstruidas una estancia en diciembre de 2010 en el Parador de Albacete de Castelllano, Taroncher y sus parejas sin que el exconseller asumiera el pago.

5.000 EUROS EN EFECTIVO

No obstante, en este caso la Policía no ha podido constatar la facturación asociada repercutida al grupo, un hecho que, para los agentes, “conjugaría” con la declaración del exgerente de que el exconseller en esa ocasión le pidió “5.000 euros en efectivo para esa cacería”, lo que explicaría que fuera él quien pagara directamente el servicio.

En el informe la Policía hace referencia a una posible resolución que presenta visos de ser injusta, un expediente de enriquecimiento injusto facilitado por Gobernación sobre la factura de 904.407 euros emitidos por Avialsa a la Generalitat por el fletamiento de dos aviones semipesados de carga en tierra para extinción de incendios. Esa factura, de acuerdo con la Policía, “se emite en el periodo de tiempo que comenzaron las cacerías”.

Para la Policía, el documento “más relevante e incriminatorio” es una resolución de abril de 2008 que suscribió el exconseller que resolvió autorizar ese gasto de casi un millón de euros que se dice que se prestó en diciembre de 2007, aunque se emitió la factura el día 15 y se cargó al presupuesto de 2008.


Leave a Reply

Your email address will not be published.